CREATIVIDAD E INNOVACIÓN EN ARQUITECTURA

By Abril 21, 2015Actualidad

En el Día Mundial de la Creatividad y la Innovación vamos a detenernos a pensar de qué hablamos cuando decimos innovación y creatividad en arquitectura. Pensando en el significado y la etimología de ambas palabras, podemos empezar a entender. Crear significa producir algo donde antes no había nada, engendrar, introducir algo por primera vez. Innovar es mudar o alterar algo, introducir una novedad; su propia raíz etimológica latina lo indica: “in” (penetrar, estar dentro) y “novus” (lo nuevo).

El Día Mundial de la Creatividad y la Innovación se instauró como el última día de la semana de la creatividad que comienza el 15 de abril, fecha del nacimiento de Leonardo Da Vinci, personaje que se adelantó a su tiempo explorando con absoluta originalidad e inventiva los campos más diversos; medicina, ingeniería, arte y pensamiento.

¿En qué puede innovar una obra de arquitectura?¿Qué se puede crear a través del lenguaje arquitectónico? Una obra puede ser innovadora en muchos aspectos de manera aislada, o puede innovar en todos ellos, y transformarse en paradigmática. Puede aportar algo nuevo por los materiales que utiliza, o por la forma en que utiliza materiales ya conocidos. Puede deslumbrar por su audacia formal o estructural. O dar un giro al programa funcional, dejándose habitar, recorrer o utilizar de una manera diferente a la habitual. También puede sorprendernos por la relación que establece con el entorno en que se arraiga. Últimamente es de vital importancia que los proyectos estén pensados para hoy pero también para mañana, y que consigan adaptarse a un medio cambiante respetando los recursos naturales y generando soluciones sostenibles, dentro de un mundo que impone nuevos retos: enfrentar las crisis económicas, energéticas, alimentarias, políticas y sociales.

Hemos seleccionado cuatro obras que creemos han surgido del deseo de aportar algo nuevo, diferente. Diseños que han analizado las necesidades y los medios disponibles, y han planteado una solución más allá de lo establecido animándose a recorrer territorio inexplorado, ya sea por su propuesta tecnológica, constructiva, funcional, formal, por su carácter experimental, o por su respuesta sostenible y conciencia medioambiental.

Wood Innovation and Design Centre, Prince George (Canadá)

Michael Green Architecture

wood01 wood02

Esta obra ha recibido el premio a la Innovación en Arquitectura 2015 otorgado por el Royal Architectural Institute of Canada (RAIC) por ser el edificio más alto construido en madera en la actualidad. Esta obra reivindica el uso de un recurso noble, seguro, económico y sostenible, utilizando la tecnología y el diseño del siglo XXI pero expresándola a través de un material tradicional.

Google HQ, San Francisco (Estados Unidos)  

Bjarke Ingels & Thomas Heatherwick

google-01 google-02

Cuando los directivos de Google pensaron en diseñar las nuevas oficinas de su sede central en California, tenían claro que querían algo fuera de lo corriente. Bjarke Ingels y Thomas Heatherwick centraron las decisiones del proyecto en plantear un edificio que pudiera adaptarse a los cambios. Se preguntaron cuál sería la forma de trabajar en una oficina dentro de 20 años y cómo debía relacionarse el edificio con el entorno. A partir de estas preguntas decidieron replantear los límites entre naturaleza y edificio, entre lo público y lo privado, e infringir las leyes del armado de planta apostando por la multifuncionalidad y la flexibilidad, tanto en la distribución como en el futuro crecimiento de los espacios.

Pabellón de China, Expo Milán 2015

Studio link-arc

china-pavilion01 china-pavilion02

El Pabellón de China para la Expo de Milán 2015, que se celebrará el próximo mes de mayo bajo el lema “Alimentar al planeta. Energía para la vida”, es un interesante ejemplo de cómo la arquitectura efímera, pensada para durar solo unos pocos días, puede ser un excelente campo de cultivo para la creatividad y la innovación. En esta obra la forma, la espacialidad, el dialogo con el emplazamiento, la materialidad, la combinación de lo natural, lo artificial y lo mediático, generan un resultado único y sorprendente.

Complejo residencial Home Farm, Singapur

SPARK architects

spark01 spark02

Este proyecto de vivienda colectiva para Singapur resuelve múltiples aspectos sociales, económicos y medioambientales que lo transforman en una propuesta innovadora, consciente y sostenible. El edificio está pensado como una micro-ciudad  auto sostenible para la tercera edad. Tiene distintas tipologías de huerto urbano hidropónico y tradicional para autoabastecimiento, autoempleo y venta, además de contar con novedosos sistemas de recogida y recirculación de aguas de lluvia para riego y una planta de generación de energía por medio de biomasa.